sáb. May 30th, 2020

Raúl, pase sin llamar

Raúl González Blanco en la celebración de la novena Copa de Europa con el Real Madrid (foto vía especiales.publico.es)

«RAÚL, PASE SIN LLAMAR» ES UN DOCUMENTAL QUE NARRA LA HISTORIA DE RAÚL GONZÁLEZ BLANCO, EL NIÑO QUE CUMPLIÓ SU SUEÑO DE SER FUTBOLISTA PROFESIONAL

Desde sus primeras carreras en un campo de fútbol hasta alcanzar el primer equipo del Real Madrid. El documental «Raúl, pase sin llamar» cuenta cómo Raúl González Blanco se convirtió en el jugadorque todo amante del fútbol admira. Quiero destacar las siguientes palabras del periodista Julio César Iglesias en el documental:

Julio César Iglesias: «Raúl no ha sido un jugador profesional, ha sido un ganador profesional. Un hombre que ha utilizado todos los recursos que la naturaleza le ha dado y los que no le ha dado para ganar los partidos»

  • Sus inicios en el fútbol: CD San Cristobal de Los Ángeles

Pedro Luis Albares, presidente del CD San Cristobal: «Desde el momento que entró se hizo el rey»

El primer equipo de Raúl fue el CD San Cristobal. Cuando entró al equipo aún no tenía la edad reglamentaria para jugar en la categoría infantil. Debido a ello jugó con una ficha falsa durante un año entero. Marcaba 80-90 goles por temporada, algo que se dio a conocer rápidamente.

  • Su etapa en el Atlético de Madrid

Emilio Mauri, ojeador del Atlético de Madrid, acostumbraba a ir a ver al CD San Cristobal y fue él quién avisó al club rojiblanco de que había que fichar a Raúl rápidamente.

Paco de Paula fue su primer técnico en el Atlético de Madrid. En la temporada 1989-1990 le convenció para fichar por el conjunto colchonero ofreciéndole la capitanía de su equipo. Aquel grupo infantil del Atleti tuvo gran repercusión en la prensa por los números que habían logrado durante la temporada: 308 goles a favor y 1 en contra.

Jesús Gil: «Este equipo que veis aquí es campeón de España de infantiles ya, hemos metido 264 goles en 22 partidos. Ojo, Raúl mi capitán: 55 goles, que aprendan los máximos goleadores«

Paco de Paula: «La verdad es que era un tirillas, tenía unas piernas muy largas, una técnica soberbia, al ser capitán era el líder, la persona que daba ánimos a todos los jugadores y era un chico impresionante, el que más quería trabajar dentro del campo, el que más trabajaba, los entrenamientos se marchaba el equipo fuera y él me pedía por favor que nos quedáramos un rato»

En la temporada 1991-1992, ganaron la final autonómica de cadetes ante el Real Madrid, en el que jugaban Guti y Álvaro Benito. Por aquella época, Álvaro Benito y Raúl ya eran amigos.

Álvaro Benito: «Yo el Raúl que conocí por aquel entonces era un jugador que jugaba por el franco izquierdo, centrocampista aunque también llegaba a gol, siempre ha tenido mucho gol, pero era un jugador diferente, más regateador, más paseador, a parte de que él lo puede hacer»

  • Sus inicios en el Real Madrid

En el verano de 1992, Raúl tuvo que abandonar las categorías inferiores del Atlético de Madrid, donde había ganado 2 Campeonatos de España. Jesús Gil, expresidente del club colchonero, llevó a cabo unas medidas de ahorro que acabarían con el fútbol base del equipo. Entonces fue cuando el Real Madrid ficharía al madrileño. En aquella época, Vicente del Bosque era el coordinador de la cantera blanca.

Vicente del Bosque: «Desde niño ya con ese espíritu competitivo que le caracterizaba y que enseguida se adaptó perfectamente al club y a sus compañeros y era de esos líderes naturales que aparecen en los equipos a pesar de la corta edad que tenía»

Raúl marcó 58 goles en la primera temporada como jugador del Real Madrid. También era el más destacable en la Selección Madrileña, donde le habían bautizado junto a su compañero Álvaro Benito como «zipi y zape».

Álvaro Benito y Raúl hicieron el camino desde las categorías inferiores hasta el fútbol profesional juntos. Aunque Raúl hizo un ascenso muy rápido. Solo en la temporada 1992-1993 pasó por las tres categorías juveniles del club.

Raúl era una persona con una mentalidad fuerte que tenía las ideas claras: él quería ser futbolista profesional sí o sí. Eso era lo que le hacía destacar sobre sus compañeros de equipo.

En la temporada 1994-1995 ya era jugador de la filial madridista de Segunda B y jugó un partido con el grupo de Segunda A. Esa temporada Valdano llega al banquillo merengue y decide convocarle para un partido con el primer equipo.

Jorge Valdano: «Nos faltaban recursos y la cantera siempre tiene para hacer un aporte al equipo. O la convicción o el talento extraordinario de un jugador o la necesidad, esas son las causas por las que acude uno a la cantera»

Álvaro Benito: «Ningún entrenador había mostrado interés por quién había en la cantera»

Ángel Cappa trajo un nuevo concepto que había aprendido en argentina al Real Madrid: la «selección de jóvenes». Esta era una selección de los jugares más destacados del filial blanco que entrenaría con el primer equipo una vez en semana. Entre estos jugadores estaba Raúl González Blanco. «Era un poco el hijo de todos nosotros», decía Cappa.

Fernando Hierro: «Los primeros 15 minutos de entrenamiento nos miramos todos con cara de madre mía, mira que es esto»

En 1994 el Atlético de Madrid retoma sus categorías inferiores y Raúl y su padre quieren volver a ellas. Fue Jorge Valdano quien evitó la marcha del futbolista. Estas son sus palabras sobre la primera vez que vio jugar a Raúl: «Hay una especie de enamoramiento que te alerta, estás ante un jugador y de pronto estás deseando de que ese jugador reciba la pelota, de que participe en el juego porque te despierta una especie de curiosidad y esa curiosidad no es más que una alerta de que ahí está ocurriendo algo especial»

Fernando Hierro: «Todo el mundo hablaba de su capacidad, todo el mundo sabía de los goles que había metido en las categorías inferiores y nosotros le esperábamos. Cuando el sube, cuando él aparece en escena es algo descomunal. Parece que llevaba 10 años entrenando con nosotros y con una ilusión, un descaro, una calidad, algo fuera de lo normal»

29 de octubre de 1994, Estadio de La Romareda. Real Madrid vs Zaragoza. Valdano decide sentar a Butragueño en el banquillo para sacar a Raúl. Con tan solo 17 años debutó con la camiseta blanca en un partido que la suerte brilló por su ausencia. El periodismo de aquella época le masacró por fallar 4 goles clarísimos. Así describió el propio Raúl su partido: «La verdad es que por lo menos he estado, las he tenido. Luego por cosas del fútbol pues no han querido entrar o lo que sea»

Una semana después de su debut se jugaba el gran derbi madrileño y la pregunta que formulaba la prensa era ¿quién jugará: Butragueño o Raúl? Efectivamente así llegó el primer gol de Raúl, o deberíamos decir golazo.

Butragueño: «El entrenador tiene que elegir a once para ganar, para defender lo que significa el Real Madrid y hay decisiones técnicas que efectivamente no tienen que ver con la historia pero sí con la realidad, como profesional uno tiene que aceptarlo y revelarse positivamente para superar esa situación, pero lógicamente no es agradable, si tienes un mínimo de orgullo»

Emilio Butragueño recordaba a Santillana en esos momentos, cómo se comportó con él cuando le sucedió en la titularidad.

En 1984, un periodista llamado Julio César Iglesias había bautizado a cinco jugadores del primer equipo del Real Madrid como «La Quinta del Buitre». Michel, Pardeza, Sanchís, Martín Vázquez y Emilio Butragueño, quien daba nombre al grupo por ser el más destacado. Lee aquí el artículo completo: «Amancio y la quinta de El Buitre»

En 1994, él mismo definió a un nuevo grupo de jugadores como «La quinta Quinta», donde destacaba a Raúl.

Julio César Iglesias: «Se rumorea que el doctor Frankenstein cogió un puñado de Butragueño, cuarto y mitad de Rafa Gordillo, un taco de Rivelino, dos ángulos de Romario y un pellizco veneno. Luego se encerró en su castillo, y esperó la tormenta para darle electricidad al monstruito. Poco después, de allí salía Raúl, jugando de tacón. Dice la leyenda que abrió los ojos, controló un tubo de ensayo, le tiró un caño a su fabricante, y gritó gol»

En la temporada 1995-1996, el banquillo del Real Madrid sufre una etapa de confusión provocada por la lucha de poder por la que estaba pasando el club. Una confusión que parecía afectar a todos menos a Raúl.

A finales de enero de 1996 cae el cuerpo técnico que le había dado la oportunidad a Raúl. Entonces él ya se había convertido un jugador prometedor, podía jugar en todas las posiciones y su hambre de gol era insaciable.

  • 18 años en el Real Madrid (1992-2010)

Si sumamos los años en las categorías inferiores y en el primer equipo Raúl jugó 18 años en el Real Madrid. Allí desarrolló su mejor etapa profesional.

Palmarés con las categorías inferiores
1 Campeonato de España (Cadete A, 1993)
1 Copa de Madrid (Cadete A, 1993)
1 División de Honor Juvenil (Juvenil A, 1994)

Palmarés con el Primer Equipo
3 Copas de Europa («La Séptima» 97-98, «La Octava» 99-00, «La Novena» 01-02)
2 Copas Intercontinentales (1998, 2002)
1 Supercopa de Europa (2002)
6 Ligas (94-95, 96-97, 00-01, 02-03, 06-07, 07-08)
4 Supercopas de España (1997, 2001, 2003, 2008)

Raúl se convirtió en una leyenda blanca, un ídolo del madridismo. Un jugador que representó los verdaderos valores del Real Madrid y que, sin ninguna duda, debería ser el ejemplo de todo aquel que quiere jugar en el mejor club del mundo. Actualmente sigue ligado al club como entrenador del Real Madrid Castilla.

Eva Paniagua


Puedes ver este documental en Movistar +

Otros vídeos interesantes sobre Raúl: Fiebre Maldini: El legado de Raúl, Fiebre Maldini: El primer hat-trick de Raúl y Fiebre Maldini: Los goles de Raúl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *